Seguidores

4/2/17

Ella no está mal

Nada mal. Y es que un retorno a los grandes clásicos siempre viene bien, ¿o no?


Allá va el Salvaje Pickett que sembró con un buen puñado de canciones y regó con litros de sudor la Tierra de las 1000 Danzas que es el Soul, al que ayudó a florecer con gritos en los que iba todo, en los que sacaba el Alma desde las profundidades de su interior, catarsis sin mindfulness, vaya. Allá va The Wicked Pickett con su cover (con esas potentes líneas de viento y ese bajo de Cogbill) de uno de los pocos éxitos de un tío curioso. Así que eso, en este bloj siempre hay sorpresas, incluso cuando nos ponemos nostálgicos y nos marcamos un clásico.

Ya sabéis vídeo y canción sólo se ponen para qué veáis de qué hablo, sin ninguna otra intención. Sus derechos los tendrán propietarios/creadores.
 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada